HOST: CÓMO SER UN CHICO DE COMPAÑÍA EN JAPÓN… SIN NECESIDAD DE TENER SEXO

HOST: CÓMO SER UN CHICO DE COMPAÑÍA EN JAPÓN… SIN NECESIDAD DE TENER SEXO

click here to read in english ¿QUÉ ES? “Hosto” es una palabra adaptada al japonés del inglés “host”, anfitrión. Actualmente en Japón hace referencia a un hombre joven que ofrece compañía a mujeres a cambio de dinero, generalmente en un tipo de club especialmente dedicado a este fin. Cuando un occidental escucha esta definición piensa automáticamente en la prostitución masculina, pero el host no es un gigoló. La principal diferencia es que no ofrece sexo sino únicamente compañía.       ¿CUÁNTO CUESTA? Beber en un “Host Club” es muchísimo más caro que en un bar normal. Una copa puede costar entre 50 y 100 euros, pero si se pide, por ejemplo, una botella de champán, el precio puede dispararse fácilmente a más de 1.000 euros. Si a las copas de ella le sumamos las de él, más tabaco, tarifa de entrada y propinas, el gasto medio de una noche puede rondar los 400 euros. Pedir una botella de champán es lo que se conoce como un “champagne call” y puede suponer desde 450 euros hasta 2000 según la marca. A menudo implica que todos los hosts del club rodearán la mesa para cantar una canción o algún número similar. En ocasiones especiales se puede solicitar una “Champagne Tower” para lo cual se pueden necesitar entre 7 y 20 botellas.     ¿CUÁNTO GANA UN HOST? El host lleva una comisión (aproximadamente el 50 %) sobre las copas. Ocasionalmente es posible que reciba regalos como ropa, relojes, zpatos o incluso coches y apartamentos. El dinero que un host pueda conseguir cada mes variará en función de su trabajo, principalmente...
SER O NO SER ANTE LA CÁMARA. TALLER DE INTERPRETACIÓN CON ANTONIO NAHARRO.

SER O NO SER ANTE LA CÁMARA. TALLER DE INTERPRETACIÓN CON ANTONIO NAHARRO.

Taller de Interpretacion con Antonio Naharro (Director, actor y guionista) Escuela: Sala TÚ Formación / La Nao 8 Antonio Naharro actualmente escribe su próximo largometraje “Mr. Monkey” y la Serie de TV “Familia de Alquiler”. 7, 8, 28, 29 Noviembre y 19, 20 diciembre. Curso completo tres meses: 240€. Curso por mes 90€. Oyentes por curso 45€ Una industria cinematográfica está en nuestras manos siempre que sepamos qué estamos haciendo. Para mí el principio básico para crear historias son los seres humanos que se prestan a ello: Los actores. Los directores queremos contar historias, manejamos el lenguaje de la cámara, experimentamos con la imagen para conseguir transmitir una u otra sensación, un encuadre , un tipo de textura… pero de nada nos sirve si el actor no está vivo. A menudo los actores nos sentimos perdidos. Ante eso nos tiramos al ruedo sin saber dónde agarrarnos, pero esto, en cine es una locura, porque la cámara nos delata hagamos lo que hagamos. Una vez estamos frente a la cámara ¿QUÉ HAGO? Este curso abordará desde la práctica, cómo empezar a entrenar y a conocer nuestra inteligencia de actores. Analizar textos y diálogos, conocernos a nosotros mismos como personas para saber utilizarnos y desarrollar las tres cualidades básicas: vulnerabilidad, fuerza sexual y sentido del humor. OBJETIVOS: – Desarrollar herramientas y técnicas de trabajo para interpretar ante la cámara. – Desarrollar la concentración y el despertar de los sentidos para una mayor memoria emocional. – Potenciar el autoconocimiento para conocer a mi personaje y poder SER. – Profesionalizar el trabajo aunque haya pocos recursos económicos. ANTONIO NAHARRO Director, actor y guionista....
40 MONSTRUOS, DE AQUÍ, QUE DAN MÁS MIEDO QUE HALLOWEEN Y QUE NO CONOCÍAS.

40 MONSTRUOS, DE AQUÍ, QUE DAN MÁS MIEDO QUE HALLOWEEN Y QUE NO CONOCÍAS.

Tanto si hablamos de psicología como si lo hacemos de fotografía (o cualquier otra disciplina artística) el miedo es uno de los temas más recurrentes. ¿Es quizás el arte una forma intuitiva de tangibilizar lo intangible? ¿De dar forma a lo que no la tiene? ¿Sería, desde este punto de vista, Halloween una estupenda vía terapéutica de enfrentarnos a aquello que más tememos?   Siempre me ha gustado la fiesta de Halloween, pero entiendo también a los que critican la implacable apisonadora cultural que significa. Comparto sus recelos,  y no por un sentimiento nacionalista sino por la falta de aire que deja para propuestas mucho más creativas  a las que a penas se presta atención. Lo queramos o no seguimos teniendo tendencia a ensalzar lo de fuera y olvidarnos de lo de dentro. Probablemente por el simple hecho de no poseer la maquinaria de comercialización que respalda al mercado estadounidense, que fagocita de forma experta cuanto toca y lo devuelve convertido en fast food lista para ser consumida por millones de clientes poco exigentes. Me gustan las películas de terror y sus personajes, soy fan incondicional de vampiros, hombres lobo y zombis pero… ¿qué pasa con el resto? ¿Son estos los únicos monstruos que la imaginación es capaz de producir? ¿O que la industria es capaz de comercializar? Sin llegar a hablar de monstruos reales, como ciertos directores de empresas, sin ir más lejos, el continente europeo  está llena de mitos absolutamente terroríficos sin explotar, supongo que esperando a que los norteamericanos los descubran, si es que no desaparecen antes, claro. La historia de España, supongo que como la...