THAIPUSSAM: COLOUR, PAIN AND TRANCE (english)

THAIPUSSAM: COLOUR, PAIN AND TRANCE (english)

click aquí para leer en español It is now a year since my visit to Kuala Lumpur to photograph one of the most radical religious festivals in the world. Both from the point of view of photography as from psychology, Thaipussam is one of the strongest experiences a person can live.         Access to mysticism through pain is a way that man has explored since we can remember, however, for a “civilized” western thinker is probably difficult to understand how traversing the body with metallic elements can guarantee that someone gets to be more close to feel that we are part of something bigger than ourselves. And yet millions of bodies each year come to events like this around the world determined to torture his flesh in the hope of achieving a higher state of consciousness. Some might see this as a twisted psychological cannon to clear the fault, others may say that thisi is nothing more than a strange superstition to prentend having control over the future or maybe is just a way to keep a tradition rooted in time. The fact is that there is much more than a minority practice, but a proposal generally accepted by many religions around the world.       Devotees involved in Thaipussam each year purify his body from 48 days prior to the celebration through abstinence, both sexual and gastronomic, and an intensive practice of prayer.   . On the day of the celebration the participants seem not only immune to pain but also to heat under which made the 12 kilometers of pilgrimage separating Kuala Lumpur...
HOST: THE MALE VERSION OF A GEISHA (english)

HOST: THE MALE VERSION OF A GEISHA (english)

click aquí para leer en español WHAT IS A “HOST” IN JAPAN? “Host” is an English word adapted to Japanese “hosto” or host. Currently in Japan it refers to a young man that offers company to women in exchange for money, usually in a kind of club specially dedicated to this purpose. When a westerner hears this definition automatically think of male prostitution, but the host is not a gigolo. The main difference is that it doesn’t offer sex but only company.             HOW MUCH DOES IT COST? Drinking in a “Host Club” is much more expensive than a normal bar. A drink can cost between 50 and 100 euros, but if you ask, for example, a bottle of champagne, the price can easily shoot over 1,000 euros. If we add entrance fee and tips, the average cost of one night may be around 400 euros. Ordering a bottle of champagne is what is known as a “champagne call” and can make from 450 to 2000 euros depending on the brand. Often it implies that all hosts in the club surround the table to sing a song or a similar number. On special occasions you can request a “Champagne Tower” for which they may need between 7 and 20 bottles.     HOW MUCH YOIU WIN AS A HOST? The host takes a commission (about 50%) over the price of drinks. Occasionally you may receive gifts such as clothing, watches, cars and shoes or even apartments. The money that a host can get each month will vary depending on their work, mainly depending on the...
HOST: CÓMO SER UN CHICO DE COMPAÑÍA EN JAPÓN… SIN NECESIDAD DE TENER SEXO

HOST: CÓMO SER UN CHICO DE COMPAÑÍA EN JAPÓN… SIN NECESIDAD DE TENER SEXO

click here to read in english ¿QUÉ ES? “Hosto” es una palabra adaptada al japonés del inglés “host”, anfitrión. Actualmente en Japón hace referencia a un hombre joven que ofrece compañía a mujeres a cambio de dinero, generalmente en un tipo de club especialmente dedicado a este fin. Cuando un occidental escucha esta definición piensa automáticamente en la prostitución masculina, pero el host no es un gigoló. La principal diferencia es que no ofrece sexo sino únicamente compañía.       ¿CUÁNTO CUESTA? Beber en un “Host Club” es muchísimo más caro que en un bar normal. Una copa puede costar entre 50 y 100 euros, pero si se pide, por ejemplo, una botella de champán, el precio puede dispararse fácilmente a más de 1.000 euros. Si a las copas de ella le sumamos las de él, más tabaco, tarifa de entrada y propinas, el gasto medio de una noche puede rondar los 400 euros. Pedir una botella de champán es lo que se conoce como un “champagne call” y puede suponer desde 450 euros hasta 2000 según la marca. A menudo implica que todos los hosts del club rodearán la mesa para cantar una canción o algún número similar. En ocasiones especiales se puede solicitar una “Champagne Tower” para lo cual se pueden necesitar entre 7 y 20 botellas.     ¿CUÁNTO GANA UN HOST? El host lleva una comisión (aproximadamente el 50 %) sobre las copas. Ocasionalmente es posible que reciba regalos como ropa, relojes, zpatos o incluso coches y apartamentos. El dinero que un host pueda conseguir cada mes variará en función de su trabajo, principalmente...
40 MONSTRUOS, DE AQUÍ, QUE DAN MÁS MIEDO QUE HALLOWEEN Y QUE NO CONOCÍAS.

40 MONSTRUOS, DE AQUÍ, QUE DAN MÁS MIEDO QUE HALLOWEEN Y QUE NO CONOCÍAS.

Tanto si hablamos de psicología como si lo hacemos de fotografía (o cualquier otra disciplina artística) el miedo es uno de los temas más recurrentes. ¿Es quizás el arte una forma intuitiva de tangibilizar lo intangible? ¿De dar forma a lo que no la tiene? ¿Sería, desde este punto de vista, Halloween una estupenda vía terapéutica de enfrentarnos a aquello que más tememos?   Siempre me ha gustado la fiesta de Halloween, pero entiendo también a los que critican la implacable apisonadora cultural que significa. Comparto sus recelos,  y no por un sentimiento nacionalista sino por la falta de aire que deja para propuestas mucho más creativas  a las que a penas se presta atención. Lo queramos o no seguimos teniendo tendencia a ensalzar lo de fuera y olvidarnos de lo de dentro. Probablemente por el simple hecho de no poseer la maquinaria de comercialización que respalda al mercado estadounidense, que fagocita de forma experta cuanto toca y lo devuelve convertido en fast food lista para ser consumida por millones de clientes poco exigentes. Me gustan las películas de terror y sus personajes, soy fan incondicional de vampiros, hombres lobo y zombis pero… ¿qué pasa con el resto? ¿Son estos los únicos monstruos que la imaginación es capaz de producir? ¿O que la industria es capaz de comercializar? Sin llegar a hablar de monstruos reales, como ciertos directores de empresas, sin ir más lejos, el continente europeo  está llena de mitos absolutamente terroríficos sin explotar, supongo que esperando a que los norteamericanos los descubran, si es que no desaparecen antes, claro. La historia de España, supongo que como la...

¿QUÉ TIENEN EN COMÚN BOYHOOD, STEPHEN SHORE Y LA TERAPIA GESTALT?

Tengo que dar las gracias a la Fundación Mapfre por descubrirme al fotógrafo Stephen Shore. Hasta ahora siempre le había considerado absolutamente sobrevalorado. No podía entender porqué se le citaba tan a menudo o porqué razón en todas las FNAC hay un libro suyo. Sus fotos me parecían más de “Idealista” que de Museo de Arte Contemporáneo. A muchas de sus imágenes podrías subtitularlas  “se vende parcela“, o “alquilo plaza de garaje”  y quedarte tan ancho. Lo primero que saco en conclusión tras ver la exposición  es la importancia de ver la fotos, y con ello me refiero a copias impresas supervisadas por el autor. Estar frente a esas maravillosas imágenes, especialmente la serie “Uncommon Places”, ha sido como verlas por primera vez, sentirlas por primera vez. Como ir al cine a ver una versión original después de años escuchando actores doblados. Como la bolsa atrapada en la corriente de aire de American Beauty, Shore no necesita artificios para encontrar la belleza. Ni puntos de vista retorcidos, ni efectos especiales, nisiquiera desenfoques o el más mínimo recurso efectista. Simplemente la belleza de lo que hay, tal como llega, sin manipular, sin cocinar. La misma ausencia de concesiones he percibido en  “Boyhood”, la película de Richard Linklater, que también he visto la semana pasada y que igualmente se desviste de cualquier añadido gratuito para entretener. No hay asesinatos ni naves espaciales. Solo la vida, sin adornos. Hacen falta agallas para quedarse en “lo que hay” y confiar que la obra de arte está terminada. Es algo que la terapia gestalt lleva proponiendo desde su creación, una idea tomada  de las...

NACIMIENTO: EL SER ANTES DE NACER.

Nacimiento: abandonar el vientre materno  es quizás el acontecimiento más intenso que un ser vivo puede experimentar. Flotar en un líquido a la misma temperatura del cuerpo, con todas las necesidades cubiertas. ¿Qué ocurre en ese momento? ¿Qué sentimos al manifestarnos en este mundo por primera vez?   Los  cinco sentidos, hasta ese momento bajo mínimos, de súbito se conectan desatando una enloquecida cascada de información: luz, ruido, olores, frío, sabor a sangre… de estar rodeados de un elemento líquido pasamos a otro gaseoso. Por mucho que el ser vivo pudiera, nunca llegaría a imaginar antes de nacer qué es la vida de la misma forma que nos cuesta imaginar la existencia tras la muerte o antes de la concepción. ¿Y el proceso inverso? ¿Sería posible  recrear ahora cómo fue el momento en el que se produjo el cambio más significativo de nuestras vidas? Recientemente he encontrado este relato en internet (desconozco su autoría) que ilustra muy bien la idea de lo que podría significar el nacimiento.       En el vientre de una mujer embarazada se encontraban dos bebés. Uno pregunta al otro: -¿Tú crees en la vida después del parto? – Claro que sí. Algo debe existir después del parto. Tal vez estemos aquí porque necesitamos prepararnos para lo que seremos más tarde. – ¡Tonterías! No hay vida después del parto. ¿Cómo sería esa vida? – No lo sé pero seguramente… habrá más luz que aquí. Tal vez caminemos con nuestros propios pies y nos alimentemos por la boca. …- ¡Eso es absurdo! Caminar es imposible. ¿Y comer por la boca? ¡Eso es ridículo! El cordón...

PULLITZER DE FOTOGRAFÍA

Se ha fallado el Pullitzer de fotografía, como siempre con un tema común: el dolor humano. http://blogs.publico.es/mesadeluz/728/los-pulitzer-de-fotografia Buenos días y buena suerte ;-)) — Saludos  / Best RegardsCarlos Escolástico...
EL ORIGEN

EL ORIGEN

Esta semana homenaje a mi mismo (sin excusas) para ello he elegido la foto de esta ‘Kodak Instamatic 25’. Una cámara barata que hizo felices a muchos niños a mediados de los años 70, entre ellos yo. Esta fue mi PRIMERA CAMARA. El origen. El domingo pasado paseando por un mercadillo la encontré y, aunque no soy nada mitómano ni coleccionista, no pude resistir llevármela a casa. Lo cierto es que siento algo muy especial al verla. Mientras hoy en día las “lomo” alcanzan precios astronómicos aquí tenemos nuestras queridas Instamatic a precios de risa. Cualquier día de estos le pongo un carrete y os comento el...