Esta semana homenaje a mi mismo (sin excusas) para ello he elegido la foto de esta ‘Kodak Instamatic 25’. Una cámara barata que hizo felices a muchos niños a mediados de los años 70, entre ellos yo. Esta fue mi PRIMERA CAMARA. El origen. El domingo pasado paseando por un mercadillo la encontré y, aunque no soy nada mitómano ni coleccionista, no pude resistir llevármela a casa. Lo cierto es que siento algo muy especial al verla. Mientras hoy en día las “lomo” alcanzan precios astronómicos aquí tenemos nuestras queridas Instamatic a precios de risa. Cualquier día de estos le pongo un carrete y os comento el resultado.