Tokyo Host by Carlos Escolástico

Tokyo Host by Carlos Escolástico

click here to read in english

¿QUÉ ES?

“Hosto” es una palabra adaptada al japonés del inglés “host”, anfitrión. Actualmente en Japón hace referencia a un hombre joven que ofrece compañía a mujeres a cambio de dinero, generalmente en un tipo de club especialmente dedicado a este fin. Cuando un occidental escucha esta definición piensa automáticamente en la prostitución masculina, pero el host no es un gigoló. La principal diferencia es que no ofrece sexo sino únicamente compañía.

 

 

 

Tokyo Host by Carlos Escolástico

Tokyo Host by Carlos Escolástico

¿CUÁNTO CUESTA?

Beber en un “Host Club” es muchísimo más caro que en un bar normal. Una copa puede costar entre 50 y 100 euros, pero si se pide, por ejemplo, una botella de champán, el precio puede dispararse fácilmente a más de 1.000 euros.

Si a las copas de ella le sumamos las de él, más tabaco, tarifa de entrada y propinas, el gasto medio de una noche puede rondar los 400 euros.

Pedir una botella de champán es lo que se conoce como un “champagne call” y puede suponer desde 450 euros hasta 2000 según la marca.

A menudo implica que todos los hosts del club rodearán la mesa para cantar una canción o algún número similar. En ocasiones especiales se puede solicitar una “Champagne Tower” para lo cual se pueden necesitar entre 7 y 20 botellas.

 

 

¿CUÁNTO GANA UN HOST?

Tokyo Host by Carlos Escolástico

El host lleva una comisión (aproximadamente el 50 %) sobre las copas. Ocasionalmente es posible que reciba regalos como ropa, relojes, zpatos o incluso coches y apartamentos. El dinero que un host pueda conseguir cada mes variará en función de su trabajo, principalmente en función de las copas que haga consumir a su clienta. Los mejores cuentan que pueden llegar a obtener entre 10.000 y 50.000 euros al mes.

 

¿QUIÉN LOS DEMANDA?

Más de uno se estará preguntando si las bellas mujeres japonesas tienen necesidad de pagar 100 euros por una copa solo para que un chico les dé conversación. ¿Acaso no son capaces de seducir a un hombre y conseguir esa compañía gratis? Contra lo que pudiera pensarse, las principales demandantes suelen ser chicas relativamente jóvenes y atractivas. En un alto porcentaje son “hostesses”, es decir, chicas que hacen a su vez el mismo trabajo pero para hombres. En otros casos son empresarias o simples ejecutivas con buenos sueldos que, tras un duro día de trabajo, lo último que quieren es seguir aguantando a un colectivo masculino en general bastante machista, más centrado en la búsqueda de sexo que en las necesidades de una mujer.

Tokyo Host by Carlos Escolástico

Tokyo Host by Carlos Escolástico

¿CÓMO FUNCIONA?

Un host y su dama “juegan” a ser una pareja perfecta desde el punto de vista femenino. Tontean, hablan de moda, de películas románticas, de estilos de peinados, de zapatos, etc. Incluso ocasionalmente puede que tengan sexo, pero no es lo habitual y no entra en el planteamiento inicial. De hecho, muchos de ellos consideran que la clave para la supervivencia profesional radican en el saber gestionar un rechazo amable pero firme ante las propuestas sexuales.

La primera noche que una clienta entra en un club suele ser recibida por todos los hosts disponibles que le entregarán sus tarjetas acompañadas de una breve presentación lo más seductora posible. La chica elegirá a uno de ellos y a partir de ahí cuando vuelva será siempre atendida por él. La clienta solo podrá cambiar de host en casos especiales y hablando con el dueño del club. Hablar con clientas de otro host está muy mal visto y puede incluso acarrear un despido. Los encuentros fuera del club (viajes, comidas, karaokes, etc.) son poco frecuentes y no está bien visto.

Al caer la tarde es habitual verlos repartiendo publicidad, abordando a chicas solas o mandando mensajes desde sus móviles a sus clientas para incitarlas a acudir al club. Hoy en día la mayoría de los clubs abren a las 4 de la tarde y cierran sobre las 2 de la madrugada, aunque extraoficialmente muchos de ellos permanecen abiertos toda la noche sobre todo en fin de semana.

Aunque parece un bonito trabajo, la competencia es muy dura, el margen de edad para llevarlo a cabo es muy corto y el hecho de que su sueldo dependa de lo que beben hace que a largo plazo paguen un precio demasiado alto por su salud.

Tokyo Host by Carlos Escolástico

Tokyo Host by Carlos Escolástico

ALGUNAS CIFRAS

El primer “Host Club” abrió sus puertas en Tokio en 1966.

Hoy en día se calcula que hay más de 200 sólo en la capital.

Más de 3.000 host trabajan cada día en la ciudad de Tokio.

La mayoría de estos clubes se encuentran en “Kabuki-Cho”, el barrio rojo de Tokio (y el más grande de todo Asia) donde se concentran todos lo negocios relacionados con el sexo y la noche.

Solamente los dos clubs más exitosos facturan unos 6 millones de euros al año.

Probablemente el empresario número uno en el negocio de los host es Takeshi Aida. Su pequeño imperio (incluidos  4 “Host Club” y algunos bares pequeños) está valorado en 380 millones de euros. Ha escrito varios libros dirigidos a hombres de negocios y es habitual verlo dando charlas en universidades y empresas aunque también la vida de altos vuelos económicos le ha pasado factura: en 2011 sufrió un infarto y en marzo de 2015 uno de sus hijos se suicidó.

 

REFERENCIAS

En Japón existen numerosas referencias a la figura del host en el cine, la literatura y sobre todo el manga del cual también ellos toman a veces sus nombres artísticos.Asimismo existen gran cantidad de libros sobre el tema, tanto ensayos como manuales para llegar a ser el host perfecto. En los kioskos podemos encontrar revistas como “Men’s Knuckle” que nos hablan sobre su estilo de vida y que a su vez sirven a los clubs para reclutar aspirantes.

click here to read in english